Jesús Cautivo

Foto: artesacro.org

“(…) vino Judas, uno de los doce, y con él mucha gente con espadas y palos, de parte de los principales sacerdotes y de los ancianos del pueblo. Y el que le entregaba les había dado señal, diciendo: Al que yo besare, ése es; prendedle (…)”. Mt 26, 47-52.

Imagen de talla completa labrada por el imaginero sevillano Fernando Murciano Abad en 2009 en madera de cedro, articulable para vestir y policromada al óleo, de tamaño natural.

La talla responde al modelo realista de Jesús, cuyo origen según los estudiosos en la materia se encuentra en el modelo siriaco que lo representa como un hombre maduro en la plenitud vital, con barba negra y cabellos largos, recreando el tipo racial de Palestina o Siria.

Representa el pasaje del Prendimiento de Cristo. En este caso, el rostro del varón, recio y viril, se encuentra demacrado por el dramático momento vivido en el Huerto de los Olivos, momentos antes de su arresto. Maniatado y cabizbajo, Cristo se ha entregado a los captores sin oponer resistencia, resignado ante el sacrificio que le aguarda.

Fue presentado durante los días 15 y 16 de febrero de 2008 en la iglesia parroquial de San Lorenzo de Sevilla, vistiendo para la ocasión una túnica prestada por la Hermandad del Dulce Nombre de la ciudad hispalense. Procesiona en la procesión del Santísimo Cristo de la Misericordia y María Santísima de la Piedad durante la noche del Jueves Santo.

El paso del Cautivo se complementa con dos imágenes secundarias conformado un misterio compuesto por un sayón y un soldado judío, miembro y representante del sanedrín. Las imágenes, labradas en madera de cedro siguiendo una técnica tradicional de estucado y policromado, fueron realizadas por el imaginero leonés Pablo Lanchares en el año 2015.

Fuentes: artesacro.org y lahornacina.com