De izquierda a derecha: Santiago Apóstol, San Martín de Tours, San Felipe y San Francisco de Asís

Cuatro efigies de santos para las hornacinas del trono de San Juan Evangelista

El tercio de San Juan Evangelista de nuestra Cofradía ha culminado el proyecto del paso de su imagen titular con la adquisición de cuatro figuras en madera de arce y tica para ocupar las respectivas hornacinas o ‘capillas’ con las que cuenta el trono, que hasta ahora se encontraban vacías.

Dichas figuras han sido donadas por las distintas secciones del tercio mediante aportaciones anónimas. El tercio desea destacar también, una vez más, la colaboración de Joyería Jenaro.

Hornacina delantera: Santiago Apóstol

Hijo de Zebedeo y Salomé, y por tanto hermano del titular, es el santo patrón de España y de Galicia. Santiago es, además, nuestro padre en la fe, el apóstol que vino a traer el cristianismo a la península.

La iconografía elegida es la de Santiago el Peregrino. En la misma se representa con un bastón, un sombrero de ala ancha y a veces un libro u otros atributos del peregrino como una cantimplora o alforjas, además de conchas en el sombrero o en la ropa. La representación como peregrino tiene aún más sentido al ser Ferrol el punto de partida del Camino Inglés.

Hornacina izquierda: San Martín de Tours

Para cuadrar el conjunto simbólicamente, se consideró como ideal el insertar dos figuras simétricas y relacionadas entre sí, haciendo un todo, y que guardaran como las anterior alguna vinculación con nuestra ciudad. Así pues, se optó finalmente por los santos que dan nombre a las fortalezas que defendían la ría al conectarse entre ellas una enorme cadena como son San Martín y San Felipe.

En cuanto al primero, quedaba definir si el apropiado es San Martín de Dumio o de Braga, o el más conocido San Martín de Tours. Investigando sobre la historia de la fortaleza se descubre que el castillo fue así llamado en honor a Martín de Padilla, adelantado de Castilla en aquel tiempo. Siendo éste un noble y marino español, el cual destacó por su papel en la batalla de Lepanto, sería lógico relacionarle con Martín de Tours, pues este santo ostenta el patronazgo de los soldados.

Otro argumento a favor del mismo lo vemos en la abundancia de imágenes de este santo (cinco) en el vecino arciprestazgo de Xuvia, en contraste con el de Dumio (sólo una), información extraída de la tesis de Josefina Sánchez sobre el arte religioso en el mencionado arciprestazgo (2014).

Hornacina derecha: San Felipe Apóstol

En torno a 1589 empezaba a construirse el primer castillo de nuestra ría, que se llamó de San Felipe en honor al santo patrón del rey Felipe II. Aunque no consta por qué santo concreto recibió Felipe su nombre, no cabe mucha duda de que por fechas y popularidad tuvo que ser Felipe el Apóstol, quinto de los doce y discípulo de Juan el Bautista.

Su iconografía lo representa normalmente vestido con sencilla túnica y mantolín y abrazando la cruz de su martirio, sirva como ejemplo la escultura venerada en San Juan de Letrán, en Roma.

En cuanto a en qué lado colocar a Martín y en cual a Felipe, para resolver esa disyuntiva el proyecto se ha basado en la orientación de la sede canónica de nuestra Hermandad, que es la misma dirección en la que sale la imagen del corralón. La imagen cuando sale señala hacia la boca de la ría, en dirección suroeste. Teniendo esto en cuenta, San Martín iría en la hornacina izquierda y San Felipe en la derecha. Esto tiene un especial simbolismo al ir Santiago delante, pues representaría el mar del que vino su cuerpo.

Hornacina trasera: San Francisco de Asís

A los catorce días del mes de mayo de 1948 nacía la cofradía de San Juan Evangelista en la iglesia castrense de San Francisco, no siendo hasta 1950 cuando se formaliza su traslado a la iglesia de Dolores. Por ello, para la última hornacina se ha optado por una imagen del pobrecillo de Asís en clara alusión a la historia del tercio.

Su disposición en la hornacina trasera no ofrece ninguna duda pues responde al simbolismo anteriormente descrito. En su salida procesional quedaría mirando hacia la ciudad y más concretamente hacia su templo.

Sobre Cofradía de Dolores